Consecuencias de la represión policial a los choferes: recién hoy volvió a trabajar el garrapiñero

LA RIOJA-. Se trata del puesto que se encuentra en Belgrano y Pelagio B Luna. “Perdí todo, la máquina, el carro y la garrafa”, contó. “Armando Molina nos prometió una ayuda, pero hasta ahora no nos dio nada”, agregó.

Miércoles 14 de Octubre de 2020

Este miércoles se cumplieron dos semanas de la brutal represión policial contra los choferes de San Francisco, de la cual también sufrió las consecuencias el puesto de garrapiñadas que se encuentra en  Belgrano y Pelagio B Luna, justo frente al Banco Nación, zona que fue el epicentro de los incidentes.

En el marco de la segunda marcha de los choferes para reclamar justicia, Multiplataforma Fénix se hizo presente en el lugar, donde pudo constatar que recién hoy, el garrapiñero pudo volver a trabajar.

“Fue todo muy rápido, me rompieron todo. Perdí la máquina, el carro, la garrafa, las garrapiñadas y los barbijos”, con Diego Gaitán, quien explicó que debido a ello, “ahora estoy fabricando garrapiñadas en mi casa”.

Tras los incidentes, desde el gobierno provincial se habían comprometido a ayudarlo, pero esa promesa no se cristalizó. “Armando Molina nos prometió, pero hasta ahora no nos dio nada”, contó y agregó que para poder trabajar, tuvo que arreglar el carro por sus propios medios.

Diego contó que en los incidentes perdió además las 70 garrapiñadas y los 20 barbijos que tenía, y que además se le rompió el mechero de la garrafa.

Comentó además, que hoy volvió a trabajar, pero que las ventas son muy bajas. “Antes vendía 30 garrapiñadas por día, pero hasta ahora no vendo nada. Solo vendí un barbijo que lo tuve que bajar a 100 pesos para que me lo compren”, detalló el joven, quien dijo que tiene una hija de 11 años y que no cobra ningún tipo de ayuda. “No cobro el IFE, ni ningún otro beneficio, vivo de esto”, aseguró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *